El cloro de la piscina mata a los piojos

Cuando se acerca el verano, la piscina es lo primero que nos viene a la mente. Sin embargo, multitudes de personas con el agua de por medio es el ambiente perfecto para que los piojos encuentren a su hospedero ideal.

Pudiéramos pensar que el cloro mata a los piojos y que estamos protegidos en la piscina (ya que ella contiene altas cantidades de dicho compuesto), sin embargo esto no es del todo cierto. No te preocupes, a continuación te aclaramos todas las dudas sobre el piojo, el agua y el cloro. 

¿Será cierto que los piojos se mueren con cloro?

Los piojos son unos insectos cuya forma de vida es parasitar a otros seres vivos. Por eso, han desarrollado y perfeccionado numerosas estrategias para mantenerse anclados en el cuero cabelludo del ser humano. De hecho, se podría decir que son especialistas en parasitar en el medio acuático. 

Estos diminutos animales tienen una alta capacidad respiratoria. De esta manera, si por alguna u otra razón uno de estos animales se llegara a desprender de la cabeza de su hospedero, podría mantenerse vivo en el agua hasta por lo menos 48 horas, en espera de una próxima víctima. 

Por otro lado, su capacidad reproductiva es digna de mención. No solo se reproducen rápidamente, sino que a su vez secretan unas sustancias químicas similares a un pegamento, sumamente poderoso que mantiene adheridos los huevos a la piel contra todo pronóstico.

En este sentido, el agua y el cloro no tienen efecto ni sobre el piojo ni sobre sus crías. 

¿Hay riesgo de contagiarse de piojos en una piscina?

El piojo se propaga principalmente por contacto. Este animal no vuela ni salta, sino que se arrastra. Así, la manera más común de propagarse es a través de objetos personales que están en contacto con la cabeza de una persona con piojos, como lo son el peine, la toalla o un gorro, por ejemplo. 

Los piojos no pueden nadar, pero sí pueden flotar. Se mantienen suspendidos como en una especie de retardo metabólico hasta que la cabeza de un posible hospedero se atraviesa por su camino. Es algo que raramente pasa, pero es posible. En una piscina, el foco de contagio está en el uso compartido de los artículos personales. 

El cloro y los tratamientos contra el piojo

Aunque no es cierta la afirmación de que el cloro mata los piojos, este puede interferir negativamente con los tratamientos médicos para la eliminación de los mismos. La persona infectada no se debe sumergir en piscinas durante las primeras 48 horas de aplicados los tratamientos contra piojos. 

Por otro lado, muchas personas se aventuran a usar cloro como remedio casero para los piojos, pero esto no es recomendable. Aún si se usa a mayores concentraciones que la encontrada en el agua de piscina, no tiene ningún efecto sobre el piojo y solo se conseguirá infligirse heridas en el cuero cabelludo. 

La efectividad del cloro es un mito

Como ves, creer que el cloro mata los piojos es creer en un mito, un cuento sin fundamento. La verdad es que el cloro no tiene ningún efecto sobre estos parásitos, por lo que usar cloro como tratamiento solo puede traernos consecuencias negativas para nuestra salud.

Deja un comentario